WhatsApp%20Image%202020-12-17%20at%205.4

Negocios Sociales: Repensar la economía tras la pandemia

Foto: El Sol de San Luis

Este artículo es parte de Capitalismo Futuro, una sección de la Iniciativa Capitalismo Social para destacar las principales ideas y tendencias que impulsan la evolución del sistema por parte de pensadores e instituciones de alta influencia.

Tiempo de lectura: 6 minutos

IDEAS CLAVE

01.

El COVID es una oportunidad para repensar los sistemas económicos y financieros del mundo.

02.

La economía puede moldearse para priorizar las necesidades sociales y atender los problemas más grandes del planeta.

03.

Los negocios sociales pueden ser el motor para llegar a nuestras metas como sociedades.

04.

El lucro no es malo, pero deben haber más opciones dentro de la iniciativa privada que vean más allá de sólo generarlo

Muhammad Yunus, el fundador de Grameen Bank y ganador del Premio Nobel de la Paz, llegó a la notoriedad internacional con su sistema pionero de ofrecer créditos sin colaterales a quienes más lo necesitaban en Bangladesh, detonando así su capacidad emprendedora y su educación financiera.

 

Ahora, en un momento de reajuste mundial por la pandemia del COVID-19, Yunus se ha basado en su conocimiento profundo sobre los sistemas financieros en el mundo en vías de desarrollo para argumentar por la necesidad de nuevos diseños.

 

Su propuesta principal es que el mundo necesita cooperar y esforzarse para llegar a tres ceros: cero desigualdad de ingresos, cero degradación al medio ambiente y cero desempleo. Esto, explica, solamente puede suceder si los nuevos sistemas están basados en la conciencia social. 

 

En una conversación con Rahul Gandhi, político de India, expuso esta visión a futuro: “El COVID nos ha dado una oportunidad para reflexionar sobre cómo se pueden tomar  decisiones grandes y audaces. Nos ha dado una ventana para pensar y tenemos una disyuntiva o de seguir en un mundo terrible que se destruirá sólo o construir otro donde no haya estos problemas”, afirmó.

01Comillas2.png
01Comillas1_edited.png

Mucha gente que conocemos estaría encantada de crear negocios para propósitos desinteresados. Lo único que tenemos que hacer es liberarlos de la mentalidad que pone el lucro al centro de cada negocio

— Muhammad Yunus

1/3

Foto 1: WEF -  Foto 2:Credit Suisse - Foto 4: Grameen Bank

Un nuevo tipo de negocio

En una charla organizada con el Wheeler Institute for Business and Development, Yunus desarrolló los pasos accionables para hacer de los negocios sociales una realidad. Señaló que el dinero público y privado que se concentre para reconstruir las economías después de la pandemia debe usarse para apoyar a negocios que contribuyan al sostenimiento del planeta. 

 

Los negocios sociales, considera, deben ser un motor desde el mundo privado para llegar a nuestras metas como sociedades y para priorizar los elementos que nos ayuden, y eliminar aquellos que nos obstaculicen, en conseguir estas metas.

 

Yunus define a los negocios sociales como aquellos que se crean para maximizar el beneficio social. Es decir, estos negocios no operan como non-profits, sino que al recuperar su inversión inicial, reinvierten los excedentes para seguir contribuyendo a resolver problemas sociales. 

 

En su libro Building Social Business, explica que los negocios sociales tienen siete principios:

 

  1. Deben tener un objetivo de negocios de aliviar la pobreza o algún problema que amenace a la gente y a la sociedad, y no de maximizar el lucro

  2. Deben llegar a la sustentabilidad financiera y económica

  3. Sólo deben regresarles a los inversionistas su monto inicial de inversión, sin mayores dividendos

  4. Todo ingreso adicional después de saldar las inversiones iniciales debe quedarse con la compañía para su expansión y mejora

  5. Debe ser consciente hacia el medioambiente

  6. Debe ofrecer sueldos competitivos con condiciones de trabajo arriba del promedio

  7. Debe estar basado en la alegría y la satisfacción de resolver problemas sociales

 

Además, hace una distinción para un segundo tipo de negocios sociales: aquellos que le dan acciones a gente en necesidad de manera directa o a través de fideicomisos que están dedicadas a una causa social predefinida.

 

“Mucha gente que conocemos estaría encantada de crear negocios para propósitos desinteresados. Lo único que tenemos que hacer es liberarlos de la mentalidad que pone el lucro al centro de cada negocio, una idea que les impusimos a través de una teoría económica errada”, profundiza.

01Comillas2.png
01Comillas1_edited.png

El lucro en sí mismo no es malo. Sin embargo, los negocios sociales son una nueva categoría. No estipulan el fin de los modelos antiguos. Amplían el mercado dando una nueva opción para los consumidores, los empleados y los emprendedores

— Muhammad Yunus

Moldeando la economía para llegar a nuestras metas

 

Para Yunus, priorizar estos negocios significa reconocer que la economía no es un sistema predefinido, sino un “software” en constante rediseño que podemos dirigir para llegar a objetivos que desaten la creatividad, la dignidad humana, la felicidad y la vida sostenible.

 

En esta definición, hace énfasis en que no hay que estigmatizar el lucro: “El lucro en sí mismo no es malo. Sin embargo, los negocios sociales son una nueva categoría. No estipulan el fin de los modelos antiguos. Amplían el mercado dando una nueva opción para los consumidores, los empleados y los emprendedores”, dice.

 

Yunus exhorta a los gobiernos a crear fondos y estímulos para los negocios sociales. En cuanto a la iniciativa privada, sugiere que cada vez más compañías tradicionales se vuelvan negocios sociales, tengan una cartera de socios con este giro, o establezcan fondos para ofrecer capital semilla a nuevos emprendimientos de esta naturaleza.

 

“¿Cómo va a ser el mundo en veinte o cincuenta años? Creo que una pregunta más importante es: ¿Cómo queremos que el mundo sea en veinte o cincuenta años? La diferencia tiene gran importancia. En la primera pregunta, nos vemos como espectadores pasivos de los eventos. En la segunda, nos vemos como creadores activos de las metas que deseamos”, explica Yunus.

 

En una plática virtual en la Semana Internacional del Executive MBA del IPADE, dio forma a estas metas: “Podemos tomar la decisión de ayudar a otros, de apoyar a microsectores y a negocios informales. Los microsectores son aquellos que necesitan más ayuda ahora y necesitan financiamiento para poder sobrevivir. La pandemia es un área de oportunidad para que las organizaciones evalúen su misión social y puedan redirigirla a un bien común”.