top of page

Una visión para NL al 2040

Por: Ana Fernanda Hierro B / Secretaria Técnica del Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica

Nuevo León es un estado con tradición de trabajo, de innovación y tesón. En México, es uno de los estados que más oportunidades ofrece para que las personas mejoren sus condiciones de vida con su propio esfuerzo.


Sin embargo, cuatro de cada 10 personas del 20 % con menores ingresos permanecerán en esas condiciones a pesar de trabajar de sol a sol, poner todo su empeño en superarse y hacer las cosas derechas (CONL-CEEY, 2022).


Al mismo tiempo, sabemos que las pequeñas y medianas empresas (mipymes) representan 99.3 % de las unidades económicas del estado con más de la mitad de sus empleadas y empleados. Por lo tanto, tienen un rol clave al generar oportunidades de bienestar para las personas, aunque son las empresas que más retos enfrentan para poder insertarse en las cadenas productivas.


¿Cómo se conectan estas problemáticas? ¿Cómo hacerles frente? ¿Qué oportunidades se abren de nuestras características, capacidades e instituciones?


El Plan Estratégico Nuevo León 2040, que presentó Consejo Nuevo León el pasado 18 de septiembre ofrece una visión común para atender retos complejos como estos. Además de proponer un diagnóstico claro de los principales retos del estado, aporta aspiraciones y 27 objetivos con metas de avance en nueve ejes prioritarios para las personas de Nuevo León.

Este Plan es un ejemplo poderoso de colaboración entre sectores. En su elaboración estuvieron involucradas empresarias y empresarios, funcionarias y funcionarios de gobierno, representantes de la sociedad civil y la academia. En total, más de 10,000 personas participaron en un proceso con rigor y escucha único en México.


La visión para Nuevo León que define el Plan es clara y retadora: “En el 2040, Nuevo León será un gran lugar para vivir, donde el desarrollo está centrado en el bienestar de las personas, no deja a nadie atrás y se garantiza el futuro de las siguientes generaciones.”


Lograr esta visión depende de romper esquemas tradicionales de trabajo en silos. Requiere del compromiso del empresariado de todo tipo de Nuevo León y de su deseo de tener un impacto positivo sobre su entorno, como el de aquellos inscritos en esta comunidad de confianza.


En los conceptos de la Iniciativa Capitalismo Social, aspirar a una visión así de ambiciosa nos invita a asumir el compromiso social de la empresa y actuar con liderazgo humanista para resolver los problemas públicos de la metrópoli. Esto pasa, indudablemente, por colaborar con una mirada de largo plazo con sectores amplios de nuestra sociedad y gobierno.


Es evidente que hay un deseo genuino de las empresas locales por mejorar su entorno, lo cual se ha canalizado tradicionalmente en ejercicios de responsabilidad social corporativa.


El Plan Estratégico nos orienta a cómo potenciar el ecosistema ya existente y a responder de forma contundente la pregunta “¿En qué esfuerzos se puede sumar la IP para mover la aguja en Nuevo León?”. Nos enfoca en objetivos con un alto poder de transformación y pauta indicadores para medir avances.


Los nueve ejes principales son los siguientes:


  1. Asegurar el acceso a una educación inclusiva y de calidad

  2. Generar empleos bien remunerados y que respondan a la nueva economía

  3. Combatir la inseguridad

  4. Promover la igualdad de oportunidades y la no discriminación

  5. Contar con un Gobierno que trabaje efectiva y abiertamente

  6. Tener condiciones de una vida sana y acceso a servicios de calidad en salud

  7. Ordenar la ciudad para una buena movilidad y medio ambiente sano

  8. Contar con los suficientes recursos para financiar las necesidades futuras del estado

  9. Proveer una oferta cultural diversa y para toda la ciudadanía.


Para las empresas con infraestructura de responsabilidad social, el Plan es una guía para crear programas nuevos y, al realizar análisis de materialidad, un complemento para lograr una medición más local del impacto social en Nuevo León con los objetivos de cada uno de sus ejes.


En el caso de las cámaras empresariales, será valioso como guía para las iniciativas colectivas que impulsan, así como para desarrollar contenido para usar en cursos y capacitaciones para afiliadas y afiliados.


Un ejemplo claro es el objetivo del Plan orientado a fortalecer la competitividad, rentabilidad, productividad y sostenibilidad de las mipymes en el estado. Parte de los esfuerzos del Plan se relacionan con mejorar su inclusión financiera, posibilidad de gestión y de su capacidad para hacer frente al entorno social.


Al ser un instrumento de planeación rector de los planes estatales y municipales de desarrollo, el Plan Estratégico puede orientar el diseño e implementación de políticas públicas en compañía de organismos empresariales.


Para cualquier tamaño de empresa, confiamos en que es una herramienta que complementa fuertemente los esfuerzos que están haciendo como empresarias y empresarios comprometidos por el bien común y el desarrollo económico para par.


Es un instrumento profundamente regiomontano que capitaliza en la posición de Nuevo León como un estado líder que constantemente trabaja para alcanzar nuevas alturas.

Puedes descargar el Plan y su resumen en planestrategico.conl.mx

5 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page